Mitos o realidad de las personas mayores (2ª Parte)

Cuidadora de personas mayores con señora

Cuidadores de ayuda a domicilio, volvemos con las leyendas urbanas para intentar aclarar algunas cuestiones acerca de nuestros mayores. ¿Son realidades o son mitos aquello que se dice sobre ellos?

Ver «Mitos o realidad de las personas mayores (primera parte)«

6. ¿Las personas mayores son más infelices que otros grupos de edad?

“Vence en la mocedad los días buenos, y para la vejez quedan los duelos”.

Refrán popular

Cuantas veces hemos oído… ¿a su edad qué va a esperar…? Aunque si lo pensásemos detenidamente esta frase puede ser acertada en muchas etapas biológicas de la vida. ¡El temor a lo que viene después!, ¿esto sólo les pasa a nuestros mayores?. ¿Solamente pueden sentarse a esperar qué les traerá el futuro?. Es cierto que la pérdida de compañeros de toda la vida causan estragos en su estado de ánimo, y les recuerda la etapa de la vida por la que transcurren. Entonces ¿qué opináis, cuidadores, auxiliares de ayuda a nuestros mayores?

¿Acertasteis? Vamos a ver, pues efectivamente, hablamos de un Mito. Sí, es sólo un mito, de hecho la infelicidad no está relacionada con la edad, ¿cuantas personas deprimidas conocéis? , paraos un poco a analizar, ¿realmente están en el grupo de edad de nuestros mayores? Hemos analizado estudios que indican que los más felices son justamente aquellas personas que tienen 20 y, atención, 90 años. ¡¿Cara de sorpresa?! Re-evaluemos nuestras ideas. Quizás aquí nos tengamos que fijar en este otro dicho popular: “el viejo quiere más vivir, para más ver y oír”

7. ¿Las personas mayores tienen menos apetito sexual?

Aquí nos encontramos con un antiguo refrán popular, si bien no del gusto de todos:

“Al tomar mujer un viejo, tocan a muerto o a cuerno” .

Pues esto es cierto y aquí son las hormonas las que nos hablan. Por tanto estamos ante una Verdad. Con el envejecimiento desciende el apetito sexual, debido en gran parte a los cambios hormonales que se producen. Algo menos de la tercera parte, una de cada tres personas hablamos, de los hombres mayores de 65 años manifiestan seguir teniendo apetencia, en las mujeres el apetito se mantiene sólo en 7 de cada 100.

Personas mayores abrazadas en el parque

8. ¿Es para las personas mayores más difícil cambiar?

“Caballo viejo, no aprende trote nuevo”

Refrán popular

Una vez que hemos adquirido ciertos hábitos, modificarlos nos resulta ¿fácil? ¿Difícil? ¿Solemos cambiar de opinión confacilidad?

Pues aquí estamos ante una Verdad. Debido a la adquisición de hábitos fuertemente asentados a lo largo de la vida, las personas mayores son menos susceptibles a los cambios, y por tanto, es más difícil que cambien. A veces ni nosotros cambiamos de opinión aunque nos den argumentos, ¿es cuestión de personalidad, de experiencia…? Sin embargo, si están motivadas en hacerlo y disponen de la ayuda necesaria, una vez más volvemos al punto 4… podrán hacerlo. Las personas mayores también pueden aprender cosas como utilizar las nuevas tecnologías e incluso les gusta… ¡os sorprenderíais del uso que le dan a las mismas! O la cantidad de mayores aprendiendo una carrera universitaria, o idiomas… os sorprendería.

A veces sin embargo nos limitamos a quitarles tareas con el pretexto de «ya está torpe, esto mejor que no lo haga, ya no puede, no hagas esto». Recordad que una cosa es acompañar a nuestros mayores y hacerles las cosas más fáciles y otra distinta es limitarlos tanto que al final se conviertan en ociosos y dependientes. Tener tareas, hacerles sentir útiles en su medida, mantenerlos ocupados es beneficioso para su salud

9. ¿Las personas mayores son muy parecidas entre sí?

“ Amigos, oros y vinos, cuanto más viejos, más finos”.

Dicho popular

Solemos decir que cada uno es de “su padre y de su madre”. Sin embargo, cuando hablamos de nuestros mayores tenemos tendencia a igualarlos… son todos “iguales”. ¿Consideráis que esto es así, se portan, piensan igual, quieren lo mismo? ¿sus motivaciones, intereses son idénticos?

Pues bien estamos ante un Mito. El haber vivido más tiempo supone haber experimentado muchas más cosas, tanto positivas como negativas, diferentes a las que experimentan otras personas. Estas vivencias configuran el carácter por lo que es de entender que las personas mayores sean más diferentes entre sí, maximizándose la variabilidad.

10. ¿La depresión es más común en la vejez?

“A la vejez se acorta el dormir y se alarga el gruñir”

Refrán popular

Pues cierto, se trata de un Mito. En determinadas poblaciones la prevalencia de depresión en personas mayores no muestra diferencias con la de personas jóvenes. Este estereotipo puede ser explicado porque el número de personas deprimidas cuando ya se encuentran en instituciones es muy alta, debido a los cambios que experimenta la persona en su vida. Sí es cierto que las personas mayores confiesan tener más sentimientos de soledad, pero, en realidad, la aparición de estos sentimientos está relacionada de una forma directa con la red de apoyo con la que cuenta la persona.

Pues esperando vuestras opiniones en la sección de comentarios, y vuestros puntos de vista como cuidadores y expertos y por tanto en el ámbito emocional de nuestros mayores, os dejamos un último refrán popular

“En casa de viejo, no falta un buen consejo”