El hurto amoroso. Tema que tratamos en el día internacional de nuestros mayores.

Persona sospechosa de espaldas con capucha

Hoy es el día de nuestros mayores. Es por ello queremos hacer un breve recordatorio de la diana que suponen ellos para cierto tipo de robos.

Recordemos que la afectividad es la parte más vulnerable de cualquier persona y no lo es menos en nuestros adultos mayores. Todos los cuidadores saben cuan importante es el trato, la empatía, la afectividad con ellos. ¡Cómo lo valoran!, bueno y nosotros también. Es algo esencial para todos.

Pero, como no, también se usa como un recurso para robarles.

Nombraremos hoy:

El hurto amoroso

Así se ha denominado a una técnica que consiste en acercarse a nuestros mayores con mucha alegría y sorpresa, como si los vieran después de mucho tiempo. Suele ser una mujer que les saluda efusivamente, les abraza, le manifiesta su alegría de verlos después de tanto tiempo, le indica lo bien que lo encuentran después de tanto tiempo. Por supuesto, todo ello con muchas muestras afectuosas: cogen fuertemente las manos, les abrazan fuerte, los «aprietan».

Mientras nuestros mayores reaccionan y achacan su falta de reconocimiento a su mala memoria (la memoria, ese tema ya tratado con anterioridad) ellos le quitan lo que lleven de valor: medalla, pendientes, etc. En algunos casos ni siquiera se daban cuenta de lo sustraído, con el ímpetu del abrazo recibido. Algunos incluso indicaban que los había perdido en lugar de que se lo habían robado, víctimas del engaño.

En otros casos la estrategia es algo diferente. Los ladrones se dirigen a las personas mayores para pedirles información como llegar a…, dónde encontrar una farmacia, etc.

Mientras nuestras ancianos les indicaban la dirección, le robaban. Si la persona mayor se daba de lo que estaba ocurriendo entonces directamente corrían, o empleaban la violencia.

Pongámoslos en aviso

Hoy los avisaremos. Hoy les contaremos la nueva moda, donde ellos son las víctimas. Hoy los pondremos en alerta, para que su día sea un día de festejo y de reconocimiento.

Al avisarles de este tipo de maniobras quizás podamos evitar que las padezcan, o que se sientan culpables por ello.

Os deseamos un buen día en compañía de vuestros mayores, hoy serán ellos los protagonistas