Deambulación

Siguiendo con nuestra compañera Raquel le preguntamos cual es el segundo tipo de movilizaciones que más le preocupa a los cuidadores.

Bueno por un lado los cuidadores profesionales nos demandan información sobre una correcta deambulación en el acompañamiento, al llevar la silla de ruedas, etc. Sin embargo a los cuidadores no profesionales les preocupa más en cómo ayudarles a entrar o salir del vehículo ya que les produce estrés el planteamiento de no hacerlo de la forma correcta.

En ambos casos siempre diferenciamos si en la situación descrita el mayor colabora o por el contrario no es así.

Hoy tocaremos el tema de la deambulación que no es otra cosa que cuando se mueve, se movilizan aunque sea sin rumbo o dirección precisas.

Previamente

Lo primero que haremos, sólo en el caso de que estemos seguros de que la persona dependiente es capaz de controlar la marcha y mantener la estabilidad. Colocaremos a la persona dependiente en posición de bipedestación.

Sólo en el caso de que estemos seguros de que es capaz de controlar la marcha y mantener la estabilidad.

Bipidestación

El procedimiento en el acompañamiento en la deambulación sería de la siguiente forma:

Primero nos colocaremos al lado de la persona dependiente, ligeramente más adelantado que ésta.

Seguidamente les Agarraremos la cintura de la persona dependiente con nuestra mano más próxima y con la otra le sujetaremos su mano.

En tercer lugar acompañamos la marcha, mientras desplazamos con nuestras manos el peso del cuerpo de la persona dependiente hacia un lado y avanzamos en la marcha con nuestro pie contrario.

Y por último acompasaremos el paso con la persona dependiente, mientras dure la deambulación.

Próximo capítulo deambulación con silla de ruedas, ¡hasta el siguiente artículo!