Sistemas de anclaje y seguridad en el transporte de personas con movilidad reducida

Las personas con movilidad reducida, debido a sus características físicas, son usuarios más inestables dentro del transporte, tanto público como privado. Por este motivo dichos usuarios requieren unas medidas de seguridad más precisas y que el control sobre las mismas se lleve a cabo de manera periódica. De este modo y cumpliendo además con la normativa vigente, en FAAM, la flota de vehículos adaptados dispone de las medidas de seguridad y anclaje estipuladas para garantizar el correcto desplazamiento de estos usuarios.

¿Cuáles son esas medidas?

Todo vehículo adaptado debe llevar en el suelo, unos raíles de sujeción de los anclajes para las sillas de ruedas:  cada silla de ruedas se ancla con cuatro anclajes, dos delanteros y dos traseros, colocados correctamente en la posición que indica la silla mediante un símbolo, además en el techo debe llevar un cinturón de seguridad para el usuario, como en cualquier asiento de pasajeros.

Determinados usuarios necesitan unos arneses especiales para ir sentados en el asiento.

En el siguiente enlace hay un vídeo demostrativo de cómo anclar las sillas de ruedas.

Un ejemplo de arnés es el siguiente:

Esquema de los anclajes de las sillas de ruedas en vehículo adaptado

Usuario portando el arnés

Por otra parte y, para garantizar el correcto uso de estos sistemas de seguridad y anclaje, los profesionales en FAAM destinados a la conducción del servicio de transporte reciben formación periódica en esta materia.