Cambio de hora para nuestros adultos mayores

Cambio de horario en los mayores

El cambio de horas nos afecta a todos, nuestros cuidadores nos indican el trastorno que les supone a sus usuarios.

Los primeros días, «no se hallan». Su reloj biológico les marca la hora de comer, de dormir, y no las agujas de un reloj. Así que al principio adaptarse al nuevo horario puede suponer una disrupción en nuestra vida familiar. Prácticamente a todos les ocurre igual.

Nuestro reloj analógico

Nos encontraremos con más cansancio del habitual, se agudizan los trastornos del sueño momentánemente, lo cual incide en algún que otro gesto de malhumor , ya que se le acumula el malestar. Un poco de dosis de paciencia y todo vuelve a la normalidad. Nuestros adultos mayores sólo requieren algo de tiempo más, nos indican los cuidadores.

En un par de semanas este trasiego volverá a la normalidad. Romper la inercia biológica no es tan rápido como cambiar las agujas de nuestro reloj analógico.

¿Cómo se han adaptado vuestros mayores? ¿Alteraciones en la comida, indican que no tienen hambre? ¿se encuentra más confuso de lo normal?