1 de octubre: Día Internacional de las Personas Mayores (Las Personas Mayores Cuentan)

Jesús Muyor Rodríguez. Trabajador Social, Profesor del Centro Universitario de Trabajo Social de la Universidad de Almería

Las Personas Mayores cuentan: Casi 700 millones de personas son mayores de 60 años. Y para el 2050 serán 2.000 millones, lo que representa más del 20% de la población mundial. Esta revolución demográfica es un desafío que se nos presenta para brindar al colectivo las oportunidades reales de representación y participación en todas y cada una de las esferas que le afectan a su vida diaria. El papel de las Personas Mayores no se debe limitar a ser receptores de ayudas o servicios socio-sanitarios sino que se debe ir mucho más allá; tenemos que garantizar el desarrollo como persona aprovechando las numerosas contribuciones que pueden hacer las personas de esta edad a la sociedad. Por supuesto debemos garantizar las condiciones básicas de salud y la atención social de este colectivo que sufre con mayor fuerza los impactos negativos de la enfermedad, demencias, dependencia, maltrato y escasez de recursos económicos, entre otros factores. Pero el compromiso que tenemos que adquirir va mucho más allá del cuidado. El fenómeno actual del envejecimiento nos obliga a abrir las puertas de la sociedad a las Personas Mayores, a implicar al colectivo en la participación activa y directa del desarrollo de las ciudades, a utilizar su potencial como recurso social, en definitiva realizar actuaciones concretas que lleven la forma de sentir, pensar y actuar del colectivo.

No hay excusa para ser creativos, innovar y reformular las actuales políticas asistencialistas. Tenemos que superar las creencias y estereotipos asociados a la edad para proteger los derechos y la dignidad de todas las personas. Ahora es el momento y tenemos los medios necesarios para hacerlo. Seguir como hasta ahora nos conduce a ser cómplices de una enorme discriminación: la que obliga a las Personas Mayores a ser ciudadanos y ciudadanas “de segunda”.

Nos debe de preocupar y ocupar a todos que la sociedad valore el potencial del colectivo y no verlo exclusivamente como “ciudadanía” pasiva y que genera gastos. Hoy en día las Personas Mayores contribuyen enormemente a la sociedad y son fuente de riqueza social, cultural e incluso económica.

Todos somos, individual y colectivamente, responsables de la inclusión de las personas de edad en la sociedad. El nuevo paradigma, de calidad de vida de gran parte de las Personas Mayores, es un logro adquirido gracias al trabajo conjunto realizado a lo largo de estos años.

Desde la Federación Almeriense de Asociaciones de Personas con Discapacidad, FAAM, llevamos más de dos décadas contribuyendo a la mejora de la calidad de vida de las Personas Mayores, a través de los diferentes servicios, recursos y programas que desarrollamos. Pero el camino continúa y todos (Administraciones Públicas, Entidades Asociativas e iniciativas de colaboradores) debemos seguir trabajando, conjuntamente, hasta asegurar el bienestar del colectivo y alcanzar su participación, de manera significativa, en la sociedad.

No es un reto para el futuro, es una oportunidad para el presente. Porque las Personas Mayores no solamente cuentan sino que se deben tener en cuenta.