Alimentación en la tercera edad

Silvia Díaz, Nutricionista

Mantener una buena calidad de vida, de bienestar y de independencia en la edad avanzada constituye hoy un reto en nuestra sociedad, de ahí la importancia de llevar una buena alimentación.

Para llevar a cabo una buena alimentación se deben seguir unos consejos, pero que se pueden llevar tanto en el domicilio como si está en algún centro de día.

  • Tomar todos los días pescado, carne, legumbres o huevos para prevenir anemia y tener más defensas frente a las infecciones.
  • Tomar tres raciones al día de leche, yogur o queso, muy importante para la salud y mantener los huesos sanos
  • Tomar cereales, frutas y verduras todos los días
  • Tomar legumbres al menos una vez a la semana. Contienen fibra que ayuda a bajar el colesterol y ayuda a la digestión y estreñimiento. Las frutas y verduras por su contenido en antioxidantes previene muchas enfermedades
  • Cuidado con el alcohol, ya que altera la tensión arterial, efecto de los medicamentos y aumenta el riesgo de caídas y fracturas
  • Beber agua aunque no se tenga sed
  • Cuidado con la sal
  • Importancia de la actividad física para mantener la calidad del hueso y mejorar fuerza en el corazón, brazos y piernas. Previene el sobrepeso
  • Respetar la tradición, la cultura culinaria, las preferencias y apetencias de la persona anciana
  • Variar la frecuencia de los alimentos y las preparaciones que forman parte de la dieta. Intentar preparar comidas “especiales” los domingos y días festivos
  • Realizar 4-5 comidas diarias, en cantidades moderadas y la cena que sea ligera

Ya que se mencionan los centros para mayores decir que siempre se respetan las patologías de cada usuario haciendo dietas específicas para cada usuario. Siempre hay comidas especiales bien por Navidad, Semana Santa, dependiendo de la estación del año o los productos de temporada. Es conveniente no hacer dietas monótonas, que se vayan variando con cierta frecuencia y que sea lo más agradable posible para la persona.

No solo es importante llevar una buena alimentación si no que hay que combinarlo con realizar una actividad física adecuada, realizar fisioterapia o terapia ocupacional.

Tratando al mayor de forma global tendrá una buena calidad de vida y se hace que se sientan bien.