Juntos y protegidos para hacer frente al COVID-19

Stop. Prevención y cuidados

Una nueva situación llega a España. Una enfermedad que inicialmente parecía ser un tipo de gripe y que está haciendo mella en nuestra sociedad. Todo comenzó, de repente, en la semana del 9 al 15 de marzo. Se adoptan las primeras medidas de seguridad: las residencias cierran sus puertas a familiares y visitantes. Los rumores empiezan a verse como algo más serio, es una falsa gripe con un alto nivel de contagio y con consecuencias imprevistas. Lo primero en esta situación es prevenir su expansión. La pandemia ahora está en España

Cuidal, siempre atento, se fortalece

Durante todo el estado de alarma nuestro objetivo es continuar con nuestros cuidados a nuestros mayores, minimizando los riesgos que puedan correr. Para ello se han adoptado aún más medidas de seguridad y control.

Entre las tareas de nuestros cuidadores se encuentra realizar la compra, para evitar que se desplacen, desinfectarla para que llegue libre de todo contagio, hacer aquellas las tareas que necesiten desde cuidado personal hasta las necesarias en casa. Evitar que se expongan nuestros usuarios, nuestros mayores.Es la principal forma para que estén más protegidos. Ellos son lo primero.

Nuestros usuarios mantienen sus servicios con nosotros, su seguridad está a salvo, ellos lo saben y lo agradecen, el vínculo afectivo es maravilloso. Esto también les evita estar aislados y se comunican. Sentirse importantes, queridos, cuidados les ayuda a recordar que son parte importante de nuestra sociedad. Otro episodio más en sus vidas enriquecidas de la experiencia. Es curioso comprobar cómo muchos de ellos lo vivencian mejor y más adaptados que la población más joven. Son más conscientes de lo que acontece.

Cuidar y proteger a nuestros usuarios, clave de esta etapa

Entre las medidas llevadas a cabo por nuestros trabajadores os indicamos sólo algunas de la adoptadas:

Por un lado nos encontramos con el personal que trabaja en residencias con adultos mayores o con gravemente afectados, después de valorar varias alternativas han decidido quedarse a vivir allí durante esta pandemia de forma voluntaria. Con esta medida pretenden minimizar el riesgo para los usuarios. Una bonita forma de convivencia estrechando lazos

El otro gran grupo es el personal de ayuda a domicilio, nuestros cuidadores profesionales. Quienes ha adoptado las medidas de seguridad estipuladas, se pretende minimizar los riesgos de las salidas al mundo potencialmente contagioso para el usuario:

  • Guantes, batas, gorros, patucos, mascarillas todo desechable y las pantallas de protección, son parte del uniforme diario de nuestros cuidadores.Los mayores lo han acogido bien y valoran positivamente las medidas llevadas a cabo por nuestros usuarios. El respeto a la salud es bien valorado
  • El gel hidroalcohólico forma parte de su equipaje de manos, todo ello para prevenir contagios. Nuevas rutinas en su día a día que ya forman parte de todos ellos

Nuestro lema interno es:

«Más que nunca, protegidos. Por y para vosotros, nuestros usuarios».

Vuestra confianza se ve reforzada con el esfuerzo y el bien-hacer de nuestros auxiliares.

¿Cuáles son las medidas que estáis adoptando en casa? Os parecen efectivas estas medidas? Valoramos vuestra opinión