La importancia de las vacunas

on Miércoles, 26 Marzo 2014. Posted in Actualidad

Francisca Roca López, Diplomada en Enfermería

La vacunación es un factor fundamental en la prevención primaria de las enfermedades, disminuyendo el número de casos y sus complicaciones además de producir un ahorro importante en el gasto sanitario.

Al hablar de vacunación, casi siempre se piensa fundamentalmente en la población infantil, pero cada vez más aumenta la importancia de los métodos de inmunización en los adultos

Las vacunas, de una forma sencilla, diremos que son medicamentos biológicos que aplicados a personas sanas provocan la generación de defensas (anticuerpos) que actúan protegiéndoles ante futuros contactos con los agentes infecciosos contra los que nos vacunamos, evitando la infección o la enfermedad.

Las vacunas constituyen una de las medidas sanitarias que mayor beneficio han producido y siguen produciendo a la humanidad, previenen enfermedades que antes causaban grandes epidemias, muertes y secuelas.

Las vacunas benefician tanto a las personas vacunadas como a las personas no vacunadas y susceptibles que viven en su entorno (inmunidad de grupo).

Con la vacunación se ha conseguido erradicar entre otras enfermedades la viruela, la poliomielitis, el sarampión, dejando así de ser un problema frecuente en nuestro medio (causa frecuente de encefalitis y tipos de discapacidades psíquicas hace tan sólo unos años), y provocando que no tengamos casos de difteria y otras enfermedades como la tos ferina, el tétanos, la hepatitis B o la meningitis meningocócica, que están siendo controladas. 

Las vacunas se administran mediante inyección, y con menos frecuencia por vía oral (poliomielitis, fiebre tifoidea, cólera, rotavirus). En muchos casos son necesarias varias aplicaciones para conseguir que el efecto protector se mantenga durante años.

Actualmente, para reducir el número de inyecciones se utilizan las vacunas combinadas, es decir vacunas en las que en una misma inyección se unen varias vacunas (por ejemplo: la vacuna Hexavalente frente a la difteria, la tosferina, el tétanos, Haemophilus influenzae tipo b, polio y Hepatitis B). 

Siempre tenemos que tener presente que “los riesgos de la vacunación siempre serán inferiores a sus beneficios” y que “no es mejor padecer la enfermedad que recibir la vacuna: con la vacunación adquirimos protección ahorrándonos la enfermedad”. 

Las vacunas son medicamentos muy eficaces y seguros. Ningún avance de la medicina ha logrado salvar tantas vidas como las vacunas, gracias a ellas las enfermedades que se percibían como amenazas dejan de existir o bien altamente disminuyen.

En algunas ocasiones pueden aparecer algunas reacciones adversas como: enrojecimiento leve y dolor en el lugar de la inyección, fiebre o dolores musculares. 

En contadas ocasiones se han presentado reacciones alérgicas fuertes a alguno de los componentes de las vacunas. 

Como ocurre con todos los medicamentos, tenemos que tener presente que existe un riesgo muy pequeño de que ocurra algún problema grave, pero este riesgo es siempre mucho menor que el derivado de contraer la enfermedad. 

 

 

Comments (0)

Leave a comment

You are commenting as guest.

Compártelo

primi sui motori con e-max.it

Usamos cookies para mejorar tu experiencia en nuestro sitio web. Si quieres saber qué son las cookies y cómo eliminarlas, visita nuestra política de cookies.

  ¿Aceptar cookies de este sitio?
EU Cookie Directive Module Information