Ejercicio para fomentar la autonomía

on Miércoles, 26 Febrero 2014. Posted in Actualidad

Héctor García López, Fisioterapeuta y Terapeuta Ocupacional

Ejercicio para fomentar la autonomía

Uno de los objetivos que se plantea la Federación Almeriense de Asociaciones de Personas con Discapacidad (FAAM) a través de sus diferentes Centros de Día para mayores en situación de dependencia, unidad de Gravemente Afectados o CUIDAL, el Servicio Integral de Asistencia Personal, es enfocar las intervenciones individualizadas desde una perspectiva funcional fomentando en todo momento la autonomía personal, centrándonos en sus potencialidades y no en sus limitaciones. Así, podemos definir la AUTONOMIA como “la capacidad de una persona para hacer, de manera independiente, actividades más o menos complejas, que componen nuestro quehacer cotidiano como participar en eventos, visitar a otras personas, tomar decisiones, cuidarse, y en general, todas las actividades de la vida diaria (AVD) que conforma el desarrollo del individuo en sus tres áreas físico, psíquico y social”.

La autonomía de las personas dependientes está íntimamente relacionada con su calidad de vida; y en ello el ejercicio físico juega un papel muy importante como protector y precursor de dicha autonomía. Con una actividad física y ejercicio físico adecuados, daremos a las articulaciones capacidad de movimiento, tonificaremos y potenciaremos la musculatura, aumentará la capacidad respiratoria y cardiaca, con la consiguiente mejora de la capacidad física y retardo en la aparición de la fatiga. La actividad física moderada puede retrasar el declive funcional y reducir el riesgo de padecer enfermedades crónicas. Todas las personas poseen cualidades básicas que se desarrollan de forma diversa en cada uno, de acuerdo a las actividades que se realizan en la vida diaria (AVD). La actividad física necesaria para realizar las AVD requiere poner en práctica una gran variedad de ejercicios de fuerza, coordinación, flexibilidad y equilibrio. La fuerza muscular juega un papel muy importante a la hora de realizar AVD como subir escaleras, hacer la compra o pasear. Los ejercicios de fortalecimiento mejoran la capacidad contráctil de los músculos, la consistencia de los huesos y la proporción corporal entre masa muscular y grasa se regula. Un programa de flexibilización o estiramientos va a favorecer que las articulaciones se muevan libremente, sin dolor y con la mayor amplitud posible. El envejecimiento y el sedentarismo tienden a reducir la movilidad de las articulaciones afectando al desempeño de las actividades cotidianas como agacharse, peinarse, ponerse una chaqueta, subir a un coche, etc.; y predispone a dolores de espalda, lesiones articulares y musculares. Por último, cualquier programa de ejercicios debe incluir entrenamiento de equilibrio y coordinación para una marcha más segura y un menor riesgo de caídas. El diseño de un programa de ejercicios es individualizado y conforme a la condición física de cada uno, ya que, las personas dependientes constituyen un grupo muy variado en cuanto a sus capacidades funcionales, es decir, a su autonomía. Independientemente de la mayor o menor limitación, desde FAAM y CUIDAL trabajamos para que la persona dependiente luche por mantener todas las capacidades activas y mejorar las que son susceptibles de ello.

Comments (0)

Leave a comment

You are commenting as guest.

Compártelo

primi sui motori con e-max.it

Usamos cookies para mejorar tu experiencia en nuestro sitio web. Si quieres saber qué son las cookies y cómo eliminarlas, visita nuestra política de cookies.

  ¿Aceptar cookies de este sitio?
EU Cookie Directive Module Information